lunes, junio 12, 2017

Sashiko, bordado japonés



La palabra sashiko significa literalmente "pequeños puntos acolchados". Esta técnica de acolchado se utiliza desde la era Asuka en el siglo VI para arreglar o reforzar las vestimentas de trabajo en diferentes regiones de Japón.



Nació de la astucia creativa en un entorno humilde y austero. Es en la zona de Tohoku en Japón donde se ha desarrolado más este tipo de bordado. En esta región tan fría no se podía plantar algodón así que cualquier trocito de tela era muy preciado.




Los motivos utilizados en el sashiko son numerosos, a menudo geométricos o vegetales, e intimamente ligados a la historia de Japón y a sus tradiciones, Este bordado tradicional, inicialmente representado por pequeños puntos con hilo blanco sobre tela de índigo, actualmente permite una gran libertad artística. Antiguamente se realizaba con hilo blanco pero ahora se puede trabajar con hilos de colores y motivos más modernos.
Se suele trabajar sobre tela de lino o algodón teñida en color índigo pero se pueden usar otros tipos de tela como la lana, la seda o el fieltro.



El sashiko se crea a partir de un motivo base como una guía, normalmente en forma de cuadrícula en cuadrado o triángulo y encima de estos se dibuja el motivo a bordar.
El punto utilizado es el punto adelante o bastilla, el hilo pasa por encima y por abajo. La longitud de cada punto es de 2-3 mm aproximadamente.





Compartir

2 comentarios

  1. ! Hermoso ! Gracias por compartir tan linda historia del bordado japonés. Todo un arte.

    ResponderEliminar